La nave de la Comunicacion

Historia de la familia Macri/Primera Parte

 

Difícil no conocer a una de las familias de industriales argentinos más mediáticas de la historia nacional, los Macri tienen su espigón de nacimiento en tiempos de guerra en el viejo mundo, cuando Giorgio Macri se las ingeniaba para alimentar a sus siete hijos y sobrinos en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Y allí se encontraba Francisco Macri, quien en Argentina construyo su vida y constituyo su familia durante los últimos 60 años.



Giorgio Macri y Lea Lidia Garlani tuvieron tres hijos en Roma, Italia, Francisco Macri, de ahora en más Franco, es el gran protagonista de este clan familiar, llegó a la Argentina el 6 de enero de 1949, junto a sus hermanos, estudió y rindió libres algunas materias en el Colegio Nacional de Buenos Aires y luego a pesar de reinscribirse a la carrera de Ingeniería que había abandonado en Italia, nunca la finalizo. Pocos días después de haber llegado a Buenos Aires, Franco ya estaba trabajando en la construcción de la mano de una compañía italiana, SADOP.

María Pía Macri Garlani es la hermana de Franco, se casó con Antonio Calcaterra, un importante empresario de la construcción y tuvieron cinco hijos, entre los que hoy en día se destacan Angelo y Fabio, socios del grupo italiano Ghella en la mega constructora ODS, de la cual poseen un 50%.

Antonio Macri Garlani fue el hermano menor de Franco, estuvo casado en dos oportunidades, su primer matrimonio fue con Alicia Boga, con quien tuvo dos hijos, Jorge (político) y Daniela, y con su segunda esposa nació Antonella. También empresario relacionado al grupo familiar Socma, se habia inclinado hacia la política en sus últimos años de vida, actitud que a su vez lo reencontro con Italia. Era amante del golf y estuvo en la conducción del Hospital Italiano de Buenos Aires durante 25 años. Falleció a los 68 años en 2002.

Por su parte Francisco Macri Garlani, es quien se lleva todas las miradas en la vida pública de la familia, empresario de 81 años y confeso apasionado por las mujeres y la buena vida fue quien construyo a fuerza de sacrificio y mucho trabajo un imperio económico de enorme relevancia en Argentina.
Estuvo casado en primeras nupcias con Alicia Beatriz Blanco Villegas, integrante de una familia de tarretenientes oriunda de Tandil, juntos tuvieron cuatro hijos, Mauricio, Sandra, Mariano y Gianfranco. Para Franco fue el único divorcio que le costo la mitad de sus bienes, de ahí en más entendió que con buenos regalos se podía convencer a sus ex de que todo termine en buenos términos. Su segunda esposa fue la psicóloga Cristina Grieffer, de la cual nació la nena mimada del clan, Florencia Macri.

Hace 50 años nacía Sideco Americana, la sociedad que de la mano de la construcción iba a crecer y diversificarse hasta transformarse en un verdadero emporio multimillonario que alcanzo notoria presencia en otros mercados ademas de Argentina. Sideco, es controlada aún hoy por Socma, Sociedad Macri, que obviamente hace alusión a la familia homónima, única accionista de Sideco Americana.
Entre las obras relevantes realizadas por Sideco se encuentran el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, que une las ciudades de Posadas y Encarnación, en Paraguay; la conexión física entre las ciudades de Rosario y Victoria; las Torres Catalinas que, junto a otras, perfeccionaron la fisonomía de la Ciudad de Buenos Aires; la Central Nuclear de Atucha I, la Central Nuclear Embalse RIO III, la Central Termoeléctrica Luján de Cuyo, la Central Hidroeléctrica Alicurá y el Centro de Investigación Nuclear en Perú. El Puente “General Belgrano” sobre el Río Paraná, el Puente Posadas – Encarnación, el Elevador Terminal Puerto Ingeniero White, la Represa de Salto Grande y la Presa Embalse La Huertita. Sideco, además, ha construido el 80% de los acueductos del país, la Planta de Agua Pesada de Arroyito, Plantas Industriales y Petroquímicas, la Planta de Aluminio en Puerto Madryn, el Río Subterráneo Paitoví – Lanús, la represa de YACIRETÁ, más de 12.000 kilómetros de rutas y autopistas en Latinoamérica y más de 2.000.000 de m2. en viviendas y edificios comerciales.
Por su parte el Grupo Socma, fue quien trajo a América del Sur la telefónica celular a través de la compañía Movicom y a través de Sevel uno de los mayores productores automotrices de la historia nacional, con marcas como Fiat, Peugeot y GM llegó a concentrar el 60% de la producción automotriz argentina entre fines de los años '80 y comienzo de los '90