La nave de la Comunicacion

La máquina de inyectar odio está en marcha

Ataques de colonos israelíes a palestinos

(Por Elisa Mata (*)) La máquina fue creada por los ideólogos de la limpieza étnica que está llevando a cabo el gobierno de Israel en Palestina, y funciona inyectando un odio irracional en la mente de los judíos radicales que reivindican el territorio palestino como propio.

En un increíble alarde de hipocresía el premier israelí, Benjamín Netanyahu, se comunicó con el presidente palestino Mahmud Abas para expresarle "que ambos tienen que luchar juntos contra el terrorismo, sin importar de qué lado venga", en referencia al ataque durante el que Alí Dawabcheh, un niño de 18 meses, murió en el incendio provocado por judíos radicales, en Duma, Cisjordania. El hermano de Alí, de cuatro años, la madre y el padre están internados en grave estado en el hospital Rafidya en Nablús.
Y nos atrevemos a tildar de hipócritas los dichos de los funcionarios israelíes porque recordamos sin demasiado esfuerzo -debido al escaso tiempo transcurrido- las declaraciones de la actual ministra de Justicia de Israel, Ayelet Shaked, exhortando a matar madres palestinas para que no continúen engendrando “terroristas”.
El funcionario palestino Ghassan Daghlas informó que los atacantes rompieron las ventanas de la vivienda para arrojar dentro las botellas incendiarias; el incendio alcanzó también a otra casa vecina, que estaba vacía en ese momento. Los agresores, que dejaron inscripciones de tinte racista en el lugar, huyeron en dirección a un asentamiento judío cercano al lugar del hecho.
Desde hace ya mucho tiempo, colonos y activistas de la extrema derecha israelí cometen actos vandálicos en contra de los palestinos, los árabes israelíes y los lugares de culto, tanto musulmanes como cristianos. La organización humanitaria israelí B'Tselem afirma que esta es una “secuela de la política de las autoridades de no aplicar la ley a israelíes que hacen daño a los palestinos y sus propiedades. Esta política crea impunidad para los crímenes de odio y anima a los asaltantes a continuarlos”. Otra Organización No Gubernamental (ONG) israelí denunció que las políticas del régimen de Tel Aviv promueven los crímenes de odio y facilitan los ataques de colonos contra palestinos.
De acuerdo con los informes de dicha entidad, los colonos israelíes han incendiado “nueve casas”, docenas de mezquitas, negocios y cultivos palestinos en la ocupada Cisjordania , además de haber atacado con cóctel molotov un taxi palestino, hiriendo de gravedad a la familia que viajaba dentro”.
Con fecha 31 de julio, el periódico El Universal de Colombia, publicó el fuerte pronunciamiento de la Unión Europea ante los hechos mencionados más arriba. La jefa de la diplomacia de la UE Federica Mogherini declaró que el "asesinato a sangre fría del bebé palestino Alí Dawabsha, presuntamente por colonos extremistas, es un recordatorio trágico de la dramática situación en la región, que subraya la urgente necesidad de una solución política del conflicto israelí-palestino". "Pedimos total responsabilidad, una aplicación efectiva de la ley y cero tolerancia frente a la violencia de los colonos", según informó Efe
Mogherini opina que “este tipo de actos puede conducir fácilmente a una espiral de violencia" y  que ambas partes "se alejen más de una solución negociada” al mismo tiempo que reiteraba su "fuerte oposición a la política de asentamientos de Israel" y la necesidad urgente de una solución política al conflicto.  
Un vocero de la Autoridad Palestina dijo que “Ramallah responsabiliza al gobierno israelí por el ataque contra la familia Dawabsha”, agregando que “las políticas de protección de Israel sobre los poblados judíos incentivan esta clase de incidentes” al mismo tiempo que consideraba que este ataque es un “crimen de guerra”.
También el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon condenó el incendio provocado en Duma, Cisjordania, en la región de la Margen Occidental, y exclamó que “la ausencia de un proceso de paz y la política de asentamiento ilegales de Israel ha generado una violencia extrema entre los judíos y los árabes”.
Mientras tanto, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, declaró que su administración hará una presentación contra Israel ante la Corte Penal Internacional por el ataque de Kfar Duma, que resultó con la muerte del bebé Alí.
 

(*) Comunicadora. Colaboradora de La Nave de la Comunicación. Especialista en la causa Palestina