La nave de la Comunicacion

EL GOBIERNO SALE DE CACERÍA

Por Héctor Guillermo Sosa

(Por Héctor Sosa (*)) Hay que reconocer que el gobierno neoliberal del ingeniero Mauricio Macri ha sostenido en el tiempo una estrategia dura de "Comunicación Sucia de Guerra (CSG)", que le ha permitido -hasta el momento- sortear los más complejos problemas de estos dos años. A pocas horas de tener el presidente en su escritorio las últimas encuestas del comunicólogo, Jaime Durán Barba, sobre el rechazo masivo de la sociedad hacia las reformas laboral y previsional, más las relacionada con el tema "submarino perdido", no dudó: "ahora Cristina" .

Como hace unos minutos señaló la ex mandataria, Cristina Fernández de Kirchner, " Macri es el director de la orquesta y Bonadío ejecuta la partitura judicial", a ello se le podría agregar que en la misma orquesta funcionan de forma sincronizada el equipo de comunicación que dirige Durán Barba, los funcionarios de primera línea y las corporaciones mediáticas.

¿Qué dicen las encuestas a las que es tan adicto el gobierno?

*El rechazo a la reforma laboral llega al 75% en todo el GBA, el Gran Rosario y Córdoba, y llamativamente: más del 59% de los porteños no está de acuerdo con la ley.

*Son más contundente los números referidos a la reforma
( saqueo) previsional: 88% del GBA, 70% total de la provincia y 68% en Capital Federal, incluida la amiga del presidente, Susana Gimenez.

Los funcionarios y legisladores de Cambiemos, no pueden explicar tantas mentiras al mismo tiempo. Y el punto de máximo rechazo ocurrió cuando periodistas "del palo" o artistas, y condutores de TV ,salieron a atacar principalmente el hecho que los jubilados sean la variable de ajuste. Era mucho para "La Paz de navidad".

Allí, el gobierno toma la determinación de ir "a buscar el pasado", exponerlo, hacer show de prisiones, autos negros tipo películas de espionaje y equipos especiales "antiterroristas " ,surcaban Comodoro Py como si hoy se hubiera declarado la tercer guerra mundial.

La construcción de la mentira y sus técnicas le ha dado resultados al gobierno de derecha de Argentina, de hecho hoy el tema submarino, jubilados y reforma laboral no existió.

Sin embargo, no todo es para siempre. Al tensar el Big/Data de 
las mentira ( millones de datos puestos a correr en redes, canales de tv, radios, agencias) con la necesidad de las reformas para aplicar las viejas recetas del FMI, hace que ese mismo choque de intereses llegue a sus aliados, ejemplo de ello: Pichetto y sus 25 diputados adelantaron que "no votaremos el desafuero de la ex mandataria".

A pocos días de la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el gobierno tiene la casa algo desordenada, y ahora le llegan invitados con otras problemáticas nada menores, como menores no son los intereses de China, Rusia, Estados Unidos , la UE, el BRIC y el resto de los integrantes del organismo internacional.

"Ahora Cristina", dijo Macri, y en eso se está, y quizás valgan dos preguntas:

1) ¿Hasta cuándo resisten tantas mentiras al mismo tiempo?

2) ¿La oposición que hoy colma la Plaza de Mayo, se quedará sólo en respuestas callejeras?

En tiempos de pos/verdad, las mentiras tienen patas cortas. Y el gobierno lo sabe.

(*) Editor de Motor Económico/ Docente en Comunicación/ Editor de La Nave