La nave de la Comunicacion

LA POSVERDAD: INVENTO DEL NEOLIBERALISMO PARA ESCONDER LA MAQUINARIA DE MENTIR

Por Héctor Sosa

(Por Héctor Sosa(*)) En menos de una década la enorme mayoría de los habitantes de Argentina tendrán en los circuitos de las redes sociales ( en todas sus variantes) la casi totalidad de la información que circulará por los portales, blog, Facebook, Twitter, Instagram, Telegram, Google , Yahoo, radios y TV en Web. Hoy ya lo hacen 17 millones de personas.

Que en ocasiones de eventos políticos, culturales y deportivas superan en audiencia a los canales de TV abierta y cables.Lejos, muy lejos quedan las radios.

Otro dato: los motores de búsqueda ( Google/Yahoo) ya son los soportes más usados en el país. Las cifras son casi al infinito. Y se mide por billones de personas que tratan de encontrar un dato familiar, elementos para estudiar o verificar si es cierto lo que dice su médicos, entre otras cosas.

Las lógicas que imperan para el extraordinario crecimiento de las nuevas formas de comunicar o (des) comunicar, están ligadas directamente a una nueva forma de organización humana, dentro de la sociedad del vértigo y el apuro.

Una nueva forma que incluye los cambios de paradigmas en la vida cotidiana de la gente: a partir de venir construyendo- de forma científica- la idea que sólo existe la "salvación individual".

El objetivo final: eliminar todo atisbo de organización laboral, social, cultural y política. Los medios concentrados son la proa de esta experiencia de una élite mundial que ya lleva cuatro décadas aplicándose. Con distintos resultados.

Y allí, pegada en importancia, desarrollo y masividad, las nuevas Industrias del espectáculo y la información, con relatos en forma de "show", van dando cuerpo virtual y real, a "un pasado de fracasos, un presente de espera y el futuro de cambios".

Esta tendencia, iniciada en los centros de estudios y laboratorios de manipulación de la mente, surgidos de manera muy fuertes en Estados Unidos a fines de la segunda Guerra Mundial, hoy son los "nuevos faros", desde donde el neoliberalismo va en búsqueda de su principal vitamina: el relato de la pos/verdad y la construcción de la mentira organizada.

"CUANDO LA MENTIRA ES LA VERDAD" (Divididos)

El filósofo, humanista y pensador británico A.C. Grayling, quien hizo campaña por la permanencia de Reino Unido en la UE, contraria al Brexit, mira con horror la posibilidad de un mundo dominado por la posverdad.
Y hace una advertencia sobre la "corrupción de la integridad intelectual" y el daño "del tejido completo de la democracia".

Pero, ¿de dónde viene la posverdad?
"El mundo cambió después de 2008", dice Grayling. Tras la crisis financiera, la política ha sido definida por un "tóxico" crecimiento de la desigualdad de ingresos.

"Todo el fenómeno de la posverdad es sobre: 'Mi opinión vale más que los hechos'. Es sobre cómo me siento respecto de algo", explica el filósofo.
"Es terriblemente narcisista. Y ha sido empoderado por el hecho de que todos pueden publicar su opinión".

"Todo lo que necesitas ahora es in iPhone", prosigue Grayling. 
En ése sentido, varios investigadores del "Grupo Comunicar", señalan: Desde la filosofía, las raíces de la posverdad se encuentran en el posmodernismo y el relativismo.

"Todo es relativo. Se inventan historias todo el tiempo, ya no existe la verdad. Se puede ver cómo esto decantó directamente en la posverdad".

Esto ha "abierto la puerta" sin querer a un tipo de política que no se hace problema con la evidencia.

¿Pero acaso no ha sido siempre así en la batalla por las ideas?

Y aquí, algunos aspectos muy importantes con una enorme carga de preocupación:
Grayling relata la historia de Adlai Stevenson, representante liberal en la batalla presidencial de EE.UU. de 1952.
"Le dijeron: 'Señor Stevenson, cualquier ser pensante de EE.UU. votará por usted'. Y él respondió: 'Genial, pero necesito la mayoría'". Y perdió la elección.

Pero el filósofo argumenta que ha habido un vuelco significativo, más allá de las fronteras de la rotación electoral, hacia algo fundamentalmente diferente.
Lo ve desde una perspectiva histórica, explicando que el escenario internacional se parece a la era volátil e intolerante de los años previos a la Segunda Guerra Mundial.
"Hay varias similitudes incómodas con los años 30", comenta.

"Esa gente se dio cuenta de que no necesitas hechos, simplemente puedes mentir".

El ACTUAL GOBIERNO ES HIJO DE LA POSVERDAD
Y le cabe sin dudar la frases última:"Esa gente se dio cuenta de que no necesitas hechos, simplemente puedes mentir".Y esa mentira se puede repetir. Se arma, se construye, se ensaya.
Como:
* Se viene la lluvia de dólares e inversiones.
* Los trabajadores argentinos se encuentran entre los mejor pago del mundo
* Habrá pobreza cero
*La educación es nuestra prioridad uno.
* No tocaremos nada que el gobierno anterior haya realizado bien.
*No habrá explosión de importaciones
*Aumentará el empleo.
*Volvimos al mundo
Y la lista es interminable.

No dejar de prestar atención a la idea de "un mundo volátil". Allí las fronteras se borran, flotan, la de los Estados y las de la verdad y la mentira.
En éste, y no otro contexto se está. El neoliberalismo, ha encontrado sus armas de fuego en los medios monopólicos y el trabajo "sucio" en las redes.
La ley del "primer impacto" siempre la gana el relato de un hecho que se miente, sea el que fuere.

Por ello, comunicadores, periodistas, organizaciones de todo tipo y buena parte de la dirigencia que se opone a éste modelo deberá entender que la batalla principal se libra en la mente de millones de habitantes, y que entender esta etapa política, comunicacional y cultural del país y el mundo es estratégica. Vital.
¿ Lo entenderán?.

(*) Editor de Motor Económico, Motor de Ideas y La Nave de La Comunicación. Tallerista, integrante de Mueve Argentina y docente en UNLA y el "Raymundo Gleyzer"