La nave de la Comunicacion

¿QUÉ HA PASADO EN ANDALUCÍA? Notas para demócratas e irresponsables

VOX LA EXTEMA DERECHA ESPAÑOLA

POR JUAN CARLOS MONEDERO

Todo auge del fascismo es un fracaso de una revolución de izquierdas, dijo Walter Benjamin en los años treinta.

1. En 2015 Susana Díaz se alegraba de haber “frenado el populismo” de Podemos. Era lo único que le interesaba. Le cortó la cabeza a Sánchez cuando empezó a acercarse a Podemos y puso de Presidente a Rajoy. Confunde Andalucía con España y por eso le brinda alfombra roja a la derecha cuando habla de Cataluña. Representa el PSOE más corrupto, el conchabado con el IBEX 35, el de las redes clientelares y el que quiere presentar la identidad de Andalucía como un residuo de aquel “Spain is different”. Susana Díaz es palco con Florentino, un fino con los jerarcas de las cofradías, becas-miseria para los estudiantes y cárcel para los jornaleros. Como en Grecia, si la izquierda no puede hacer los cambios, lo que viene es la extrema derecha.

2. El PSOE pierde 400.000 votos y Adelante Andalucía 300.000 (un tercio de lo que tenía). Un fracaso en toda regla que debiera tener como respuesta no solo la autocrítica de los responsables sino alguna dimisión. En política, los errores se conjuran dimitiendo y no parece sensato que lleven los partidos (¿hacia dónde?) quienes han hundido a sus partidos. A no ser que sus partidos no les interesen y sean solamente herramientas personales o de pequeñas familias con el mandato de resistir a toda costa.

3. El PP se ha llevado un batacazo, pero le ocurre lo que le ocurrió al PSOE cuando Podemos no le pasó en las elecciones generales. Se miden por los que pueden sustituirles, y no por el espacio real que ocupan. Así que andan contentos aunque es evidente que el bipartidismo ya es pasado. El PSOE aguantaba en Andalucía. Ya ni esas. Y el PP está de capa caída o desapareciendo.

4. Las encuestas daban ganador al PSOE, que llevaba gobernando casi 40 años. La derecha se ha movilizado mientras la izquierda se ha quedado en casa. 41,3% de abstención. ¿Para qué votar a lo de siempre?

5. Pero también cabe preguntarse: ¿para qué votar a un partido separado del cambio en el conjunto de España? ¿Cuál es su estrategia? ¿Cómo entenderle cuando ha dicho respecto de pactar con el PSOE una cosa y la contraria? El error de haber creado Adelante Andalucía para alejarse de Podemos sólo se entiende por intereses partidistas. La insistencia de Teresa Rodríguez en alejarse de Podemos tiene en este mal resultado electoral su recompensa. O la izquierda se coloca dentro de un proyecto de país o no va a pasar la prueba ni en municipios ni en comunidades autónomas.

6. VOX –nuestro Bolsonaro aconsejado por el mismo Bannon- ha construido una “identidad de los olvidados” enfrentada a la izquierda de Susana Díaz en el gobierno. Y ha movilizado un voto del odio (machista, racista, ultra) que ya no votaba. Al no tener poder ninguno, ha podido ser rupturista. Lo que demuestra que en España aún hay ánimo impugnador. Podemos tiene que recuperar ese ánimo impugnador si quiere tener buenos resultados y gobernar. Hay lógicas que solo se entienden en clave interna parlamentaria –la elección del CGPJ, por ejemplo- pero que en el conjunto debilitan la capacidad de regeneración que significa Podemos.

7. Las debilidades a la hora de construir el partido, han dejado a Podemos en Andalucía en manos de un sector incapaz de representar al conjunto. Lo que se demuestra con la exclusión de cualquier disidencia y con la animadversión a la dirección de Podemos. Todo lo que no ha trabajado el partido territorialmente lo paga. Llevar a todos los cargos a las instituciones desarma al partido y dificulta el contacto con la sociedad civil. Ya no escucha con claridad lo que pasa. ¿Qué fue de la astucia de Podemos para escuchar lo que pasa en la sociedad española? En Andalucía tenía las orejas llenas de cera.

8. La situación no dejaba de ser compleja ideológicamente: el PSOE en Andalucía es el “régimen”, lo viejo, lo burocrático. Y Podemos tenía que criticarlo pero, al tiempo, no hacerle el juego a la derecha. Hacía falta un discurso astuto. Está claro que la campaña electoral de Adelante Andalucía no ha sido astuta. No querer entender que la campaña era española ha sido repetir el mismo error que cometió Podemos en Cataluña al no entender que allí la campaña era netamente catalana. Podemos tiene muchas voces. Quizá han faltado en Andalucía, visto el resultado, algunas de ellas.

9. Vox ha agitado el fantasma de “España se rompe” y “los españoles primero”, mientras que el discurso de Podemos no termina de construir una identidad española alternativa fuerte. Podemos tiene que recuperar una idea de patria alternativa que sea claramente identificada y que deje claro que los neofranquistas de VOX son los enemigos de siempre de España. Abascal es el típico hijo de funcionario franquista que ha vivido toda la vida de lo público, que no ha trabajado en la vida y que igual te vende una enciclopedia, te guisa un contrato o te dice que va a salvar a España. Fue 20 años afiliado al PP, concejal en Llodio a los 23 años, Presidente de Nuevas Generaciones del PP, Diputado en Juntas Generales y se va del partido sólo cuando se queda sin cargo. Pero sobrevivió, igualmente comiendo de España, a partir de entonces a través de Esperanza Aguirre. Los comerciales tienen la virtud de lograr que les abras la puerta de tu casa. Estos personajes sin escrúpulos poblaron el falangismo en los años treinta y la derecha durante la Transición. Son supervivientes sin escrúpulos. Siempre han hecho daño a nuestro país.

10. Al venir Vox de la nada –no tiene ningún cargo institucional-, ha hecho un discurso sin complejos. Han recuperado el franquismo contra la memoria. Han recuperado el machismo contra los derechos de las mujeres. Han recuperado una idea visigoda de España contra la plurinacionalidad. Han agitado un resentimiento sordo contra los estragos del neoliberalismo al tiempo que apoyan la monarquía, los bancos y la Unión Europea. Que una derecha, Ciudadanos y VOX, que es puro régimen hayan crecido es culpa de la izquierda social y política.

11. La derecha no ha tenido disonancias porque toda la derecha ha hecho el mismo discurso de la patria en peligro señalando a los independentistas de Cataluña. Una vez más hay que recordar que dijimos que el pulso independentista tal y como se estaba expresando iba a despertar la bestia del fascismo. No a crear, porque ya estaba ahí. Pero era evidente que iba a despertarla. En Cataluña ha ganado la derecha visigoda y la catalana. El error del independentismo al no medir la correlación de fuerzas, al no prever los resultados de sus actos, al no haber defendido sus intereses de manera más inteligente ahí están. En Cataluña y en el resto del Estado. Pero también deberá ver qué hace Ciudadanos, un partido que se reclama seguidor de Macron. Macron nunca pactaría con LePen. Rivera va a pactar con VOX. Esto es, la derecha española, sigue siendo franquista.

12. Desenlace: debiéramos ir sacando la conclusión de que lo que es ganador en las elecciones quizá sea la marca Podemos acompañada de la figura de Pablo Iglesias. Lo entiende VOX y por eso dirige contra Iglesias sus dardos de manera brutal. Por supuesto, en la mejor estela de Bannon: con fake news, inventando, mintiendo, tergiversando. VOX necesita pelear con un enemigo inventado al que tiene que presentar como terrible. Aunque sea mentira. VOX no puede presentarse contra el PSOE, contra el PP, contra Ciudadanos porque todos forman parte del régimen del 78. No olvidemos que VOX, como el PSOE, son monárquicos. Tiene que demonizar con ataques guerracivilistas a un “enemigo”. Ese va a ser Podemos, porque Podemos es el único partido que puede decir que VOX es un partido de la casta, que son régimen, que después del mandato de construir un Podemos de derecha que es Ciudadanos ahora viene el mandato de crear un Podemos de extrema derecha que son ellos, que son unos caraduras que viven de lo público al tiempo que critican lo público, que van a romper la convivencia en nuestros barrios, que apoyan a la monarquía aunque sea corrupta, a las multinacionales aunque hundan a los autónomos, a los banqueros. Que van a sacar lo peor de cada uno (y no me refiero solo al polo de lacoste o los chalecos acolchados): el racista, el clasista, el machista, el nacionalista arrogante y excluyente. Visto el comportamiento de VOX se puede prever: va a aumentar la violencia política en España. La culpa es de VOX, pero tambiéndel PP y de Ciudadanos por ese discurso de odio. Todos los demócratas deben estar alerta. Cuesta mucho levantar la convivencia y es muy fácil tumbarla.

13. Podemos tienen que recuperar la “rabia destituyente” para que no lo vean como un partido más. Tiene que rearmar el partido para que multiplique su relación con la sociedad civil. Un partido-movimiento fuerte no permite que pequeños grupos o personas individuales se queden con la organización y, como suele ocurrir, fracasen. Podemos necesita igualmente un proyecto de país que resulte creíble, algo que le permita a la gente establecer “causas y consecuencias” de manera que se puedan representar en su cabezas qué pasaría si hubiera otro gobierno. El resultado en Andalucía es una llamada de atención. Cuando los demócratas se quedan en casa, regresa la noche del autoritarismo.

publico.es