La nave de la Comunicacion

Périlleux (Peligroso)

El durísimo editorial de Liberation contra Macron

Los presidentes François Mitterrand y Nicolas Sarkozy, en 1988 y 2012, habían escrito a los franceses para anunciar su candidatura para un segundo mandato.

Dieciocho meses después de su instalación en el Elíseo, Emmanuel Macron participa en el mismo ejercicio epistolar para lanzar su gran debate que se supone responde a la crisis social y política que abrió el movimiento de los chalecos amarillos.

Esta consulta, se encarga de especificar al jefe de estado al final de su carta, "no es una elección ni un referéndum". Desde luego, no debe entenderse un referéndum anti-Macron ... Con esta dirección a los franceses, el Jefe de Estado es en realidad un candidato ... para salvar los tres años que tiene para ir al Elíseo.

La humildad del estilo, la simplicidad del vocabulario, el tono directo y concreto de las preguntas que sugiere abordar a mediados de marzo dicen mucho sobre la urgencia de que Emmanuel Macron vuelva a conectarse con el francés.

El arrogante Júpiter intenta con este texto subir a la rotonda. Menos vertical, más horizontal.

Los viajes que hará el jefe de estado en los próximos días para lanzar su gran debate dirán si los franceses están listos. A priori, no se gana, si creemos en la renovada movilización de los chalecos amarillos, el sábado.

Reanudar el diálogo no será fácil. Y, si uno se atreve a decirlo, le pedirá al Jefe de Estado un cierto "gusto por el esfuerzo". Sobre todo porque su carta no elimina la gran ambigüedad que rodea a este gran debate. "Se puede abordar cualquier tema", "no hay preguntas prohibidas", escribe Emmanuel Macron, quien promete "un nuevo contrato para la Nación". Pero también dice que fue elegido para un proyecto al que pretende permanecer "fiel".

La palabra es libre, pero "al mismo tiempo" no demasiado. El ejercicio es tanto más peligroso como el estado de ánimo del país sigue siendo más gruñón.

https://www.liberation.fr/france/2019/01/13/perilleux_1702749